Contact your local county Extension office through our County Office List.

   
Planttalk Colorado™ is sponsored by Colorado State University Extension, Denver Botanic gardens, and the Green Industries of Colorado. For additional information on gardening, see Plant Select® and Extension Publications.

1621 – El riego de los suelos de Colorado   Arrow divider image - marks separation between nested pages that are listed as breadcrumbs.

El estado de Colorado tiene suelos extremos: arcillosos y arenosos en las faldas montañosas del este y del oeste, y suelos de buen drenaje en las áreas de las montañas. El saber cómo regar un tipo específico de suelo ayudará a las plantas a crecer mejor en cualquiera de estos suelos.

Para regar los suelos arcillosos hay que hacerlo lentamente y sin frecuencia. Debido a que los tipos-arcillosos de suelo absorben el agua lentamente, al aplicar mucha agua, ésta se desparramará fuera del área deseada. Una vez que la arcilla se moja, esta retendrá el agua por periodos relativamente largos.

Los suelos arenosos absorben y filtran el agua rápidamente. La aplicación de grandes cantidades de agua a este tipo de suelo no ayuda, ya que el agua se filtra tan rápido como se aplica, yendo a parar al subsuelo, más allá del alcance de las raíces de las plantas. Los suelos arenosos no guardan mucha humedad para el crecimiento de las plantas, y es por esto que es necesario regarlas lenta y frecuentemente.

Los suelos de buena filtración en las montañas funcionan de la misma manera que los suelos arenosos, y es por esto que hay que regarlos ligera y frecuentemente.

Tome en cuenta que los suelos, muchas veces, son una mezcla de varios tipos, por lo que no se conforman a las descripciones anteriores. Por ejemplo, una tierra arenosa que contiene un poco de arcilla retendrá más agua que un suelo completamente arenoso.

Reconozca qué tipo de suelo tiene, tocandolo y apreténdolo para determinar si contiene arena, granuloso al tacto; arcilla, terso y suave al tocarlo; o los dos. Riegue de acuerdo al tipo de tierra para que las plantas crezcan exitosamente.