Contact your local county Extension office through our County Office List.

   
Planttalk Colorado™ is sponsored by Colorado State University Extension, Denver Botanic gardens, and the Green Industries of Colorado. For additional information on gardening, see Plant Select® and Extension Publications.

1400-3 – Termitas en Colorado   Arrow divider image - marks separation between nested pages that are listed as breadcrumbs.

Las termitas tienen éxito por su habilidad para utilizar celulosa como alimento. Como resultado de esto, algunas especies pueden incidentalmente causar daño en las estructuras de madera, libros guardados y otros materiales.

Al menos tres especies de termitas subterráneas (Reticulitermes spp.) son nativas de Colorado y pueden ser comunes localmente. La más común es la termita subterránea de tierra seca, R. tibialis, la que puede encontrarse por todo el estado por debajo de los 2286 m de altura. Es muy común en los planos del este, donde se la encuentra fácilmente cuando se voltean troncos caídos o abono animal seco.

Las termitas se clasifican por el tipo de nido que construyen. En Colorado, la termita subterránea del este es usualmente responsable por el daño a estructuras. Estas son de la misma especie que las que son una peste en el Noreste. Estas termitas usualmente mantienen contacto con la tierra en la que se encuentra el nido principal. Ellas buscan fuera de su nido madera para alimentarse y construyen tubos subterráneos desde el nido hasta la fuente de alimento. Existe también una pequeña zona en Grand Junction afectada por las termitas de madera seca, las cuales requieren tácticas de control diferentes.

El daño por termitas en las estructuras en Colorado no ha sido muy común –al menos en comparación con las áreas húmedas y/o más cálidas de los Estado Unidos. Históricamente, el daño ha sido más común en lugares donde las capas de agua locales son más altas, mismas que suplen suficiente humedad en la superficie interior que es crítica para la sobrevivencia de las termitas. El daño por termitas reportado ha sido desde Del Norte en el Valle de San Luis y Burlington en los planos del este donde estas condiciones ocurren.

Las actividades humanas, particularmente las prácticas de embellecimiento de paisajes, ha cambiado grandemente la imagen de las termitas en Colorado. Las infestaciones en construcciones y su presencia en los jardines son ahora más comunes en muchas áreas residenciales del estado. Mucho de esto es debido al incremento de humedad alrededor de los edificios por los diseños de irrigación pobremente diseñados y mal manejo de las caídas de agua cercanas a los cimientos de las construcciones. La presencia de cantidades abundantes de madera enterrada en la forma de postes de rejas, troncos muertos, montones de madera y cosas similares proveen muchas fuentes de alimentación para las termitas.

Contribuye en el incremento de problemas por daños de termitas la extendida malinterpretación que “no hay termitas en Colorado”. Como resultado de esto, la construcción de casas le da poca atención a lo básico en cuanto a la preparación contra termitas que son prácticas estándares en áreas donde las termitas son mejor reconocidas y respetadas. Muchas construcciones proveen sitios con postes de contacto directo con la tierra o aperturas de acceso para las termitas que prácticamente son una invitación a los problemas.