Contact your local county Extension office through our County Office List.

   
Planttalk Colorado™ is sponsored by Colorado State University Extension, Denver Botanic gardens, and the Green Industries of Colorado. For additional information on gardening, see Plant Select® and Extension Publications.

1533 – Fertilizando los prados en la primavera   Arrow divider image - marks separation between nested pages that are listed as breadcrumbs.

Es muy fácil caer en la fiebre de primavera al saber que el fin del invierno se acerca. Mucha gente desea empezar a trabajar en el jardín y a hacer mejoras en abril. Aun los distribuidores de materiales nos animan a hacerlo, incrementando sus inventarios de fertilizantes en el frente de las tiendas y centros jardineros. Los anuncios de primavera en el periódico y en la radio promueven productos de cuidado y fertilizantes para jardines y céspedes y, por eso, mucha gente asume que el mes de abril es la mejor temporada para fertilizar los prados.

La mayoría de los prados en colorado están sembrados de prados de temporada fría como el Kentucky azul, el ballico italiano y el festuca alta. Estos pastos de temporada fría son los que mejor se benefician de las aplicaciones otoñales de fertilizante, especialmente si es aplicado en octubre o noviembre.

La aplicación de un fertilizante alto en nitrógeno en abril puede causar que el pasto crezca con demasiada rapidez, mucho antes que las raíces puedan soportarlo. Esto hace que el prado en general sea menos tolerante al calor del verano.

En la mayoría de los casos, una aplicación de fertilizante en abril no es necesaria cuando los céspedes fueron fertilizados el previo otoño o si los recortes se dejan en el prado. Si se notara que una aplicación de fertilizante es necesaria en abril, aplíquelo con tan solo cantidades mínimas. Esta aplicación puede ser seguida por otras temprano en junio, tarde en agosto, y, la más importante, en octubre o noviembre.

Los céspedes de temporada fría no deben ser fertilizados con fertilizantes altos en nitrógeno durante el calor de verano. Se puede causar que el pasto crezca de manera exuberante que requerirá más recortes y riego, y lo hace más susceptible a insectos y enfermedades.

Por el otro lado, los prados de temporada templada, tales como el pasto tipo Búfalo y el blue grama, deben ser fertilizados tarde en junio o julio, cuando su crecimiento es activo.