Contact your local county Extension office through our County Office List.

   
Planttalk Colorado™ is sponsored by Colorado State University Extension, Denver Botanic gardens, and the Green Industries of Colorado. For additional information on gardening, see Plant Select® and Extension Publications.

1726 – Rosales: cuidados invernales   Arrow divider image - marks separation between nested pages that are listed as breadcrumbs.

La mayoría de los rosales híbridos modernos necesitan protección en el invierno porque sus antepasados son de origen subtropical.

Si los rosales han crecido demasiado, ellos bien podrían ser afectados por la nieve y el viento. En noviembre, pode las plantas altas un tercio de la longitud de las mismas. De otra manera, a mediados de abril es la mejor temporada.

En diciembre, quite todas las hojas y basura de la tierra. Esto ayudará a prevenir que algunas enfermedades se extiendan. Cuando la temperatura nocturna baje por debajo de los 7 grados centígrados por varios días, amontone tierra sobre la corona del rosal. La tierra debe tener entre 20 y 25 centímetros de profundidad. Transporte tierra de otras partes del jardín para evitar molestias a la planta que se desea proteger.

Otros materiales de mantillo que se pueden usar son agujas de pino, ramas, hojas, abono animal descompuesto o aserrín. El uso de mantillo es importante porque mantiene la tierra a una temperatura uniforme, reduciendo la posibilidad de crecimiento prematuro que pueda ser afectado por heladas. El mantillo debe ser quitado gradualmente en la primavera, después de que el peligro de heladas haya pasado. Las rosas trepadoras se pueden beneficiar si se les cubre completamente con una lona o manta durante el invierno, para prevenir que se sequen con el viento.

El seleccionar los rosales apropiados para esta región, seleccionar el sitio apropiado para plantarlos y seguir unas buenas prácticas de cuidado ayudará a minimizar los problemas con insectos y enfermedades.