Contact your local county Extension office through our County Office List.

   
Planttalk Colorado™ is sponsored by Colorado State University Extension, Denver Botanic gardens, and the Green Industries of Colorado. For additional information on gardening, see Plant Select® and Extension Publications.

1010 – Bulbos (camotes): mantenimiento   Arrow divider image - marks separation between nested pages that are listed as breadcrumbs.

Las personas muy interesadas en la jardinería compran y plantan, casi devotamente, más y más bulbos holandeses cada otoño. En zonas de mucha lluvia, muchos de los bulbos se pudrirán en las condiciones de un verano húmedo. Pero en nuestro clima seco y soleado, los bulbos por lo general regresarán, e inclusive mejorarán año tras año, formando racimos densos de color a partir de una sola planta. Para lograr estos bulbos naturalizados, los jardineros deben pensar con anterioridad y anticipar que el camote compacto enterrado en la tierra representa una inversión que pudiera pagar dividendos por años. Estos conglomerados de tubérculos pueden ser divididos, de la misma manera que otras plantas perennes.

Cutback daffodil bloomsPara asegurar que los camotes florezcan año tras año, trate de sembrarlos en un microclima óptimo. Los narcisos toleran más sombra y les gusta mucho la humedad. Pero, al azafrán, los tulipanes y las cebolletas les gusta mucho sol y el calor. Como cualquier perenne, los camotes se desarrollan mejor en tierras enmendadas, en sitios que no tengan una exposición solar extrema, resequedad o tráfico intenso. Si sus bulbos no florecieran prolíficamente después de un par de años, es posible que ellos necesiten más nutrientes. Añada composta o un fertilizante comercial para bulbos secos cuando dichos tubérculos estén en reposo. O, déles a las hojas una alimentación ligera con un fertilizante diluido al 50%, como por ejemplo Peter’s Blossom Boosterdespués que el florecimiento haya pasado, pero antes que el follaje empiece a ponerse café.

Crocus division neededAlgunas veces, los bulbos crecerán tan juntos que no podrán alcanzar el tamaño suficiente para producir flores. Los racimos exageradamente grandes llegan a tener un follaje muy denso y angosto, y muy pocas flores. Este tipo de camotes es un buen candidato para dividirlo. Idealmente, saque los camotes de la tierra a mediados del verano, cuando se encuentran completamente en reposo. A continuación, plante los tubérculos en tierra fresca.

Los jardineros experimentados han descubierto que la mayoría de los bulbos se desarrollan bien si se les retira de la tierra justo después de florecer. Se los puede dividir exactamente igual que otras plantas perennes, replantados prontamente y regados. Algunos bulbos miniatura, como el lirio, y gotas-de-nieve florecerán sin resentir los transplantes en la primavera siguiente, después de la división, si es que no se los mantiene fuera de la tierra por mucho tiempo. Los narcisos y los tulipanes son casi tan indiferentes. El transplante “en lo verde”, como es conocido, es la mejor manera de evitar el rebanar los camotes en reposo, y asegurarse que no está dejando nada enterrado. En un año, o dos, después de la división, sus plantas se verán como nuevas.